Las siglas corresponden a las palabras en inglés “Dietary Approaches to Stop Hypertension”, quiere decir enfoques dietéticos para detener la hipertensión.

Esta dieta consiste fundamentalmente en un plan de alimentación bajo en sal (sodio) y muy rica en nutrientes. Se pretende disminuir la presión arterial, el colesterol en sangre y los triglicéridos, ayudando, de este modo, a reducir el riesgo cardiovascular y a bajar el peso.

Los fundamentos de la dieta DASH son:

  • Dieta muy baja en grasas saturadas y colesterol
  • Un elevado consumo de frutas, verduras y hortalizas
  • Procurar tomar los lácteos descremados
  • Consumir cereales integrales, legumbres y frutos secos
  • Tomar de forma habitual pescado, carne de ave y carnes magras
  • Limitar el consumo de carnes rojas, bollería industrial y bebidas con azúcares añadidos.
  • Reducir el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Disminuir al máximo el consumo de sal.
  • Debe realizarse al menos 30 minutos de ejercicio moderado todos los días

Los alimentos incluidos en la Dieta DASH:

  • Cereales integrales
  • Verduras y hortalizas
  • Frutas
  • Leche y productos lácteos descremados
  • Carnes magras, ave y pescado
  • Frutos secos y aceite de semillas
  • Legumbres
  • Grasa y aceite (2 a 3 raciones)
  • Sodio (menos de 2.3g al día)

Trucos para la disminución del consumo de sal diario

  • Retirar el salero de la mesa
  • Sazonar con hierbas y especias en lugar de sal. El limón y el vinagre también aportan sabor
  • Evitar los alimentos enlatados y los congelados, ya que suelen ser ricos en sodio
  • Reducir los embutidos, quesos curados y salsas (soja, tomate, mostaza, mayonesas, etc.)
  • Revisar todas las etiquetas nutricionales de alimentos para ver el contenido en sodio

En resumen podemos observar que esta dieta dista muy poco de las pautas expuestas por los principios de la Dieta Mediterránea y por tanto, de los principios en los que nos basamos en Plan Mediterráneo.

La dieta DASH da especial importancia a bajar el consumo de sal en las comidas y al estudio e interpretación de las etiquetas de información nutricional, de suma importancia para nosotros. A partir de esto, en la Dieta DASH, se fija una lista de los distintos grupos de alimentos y cuántas porciones de cada uno se debe consumir al día. Nosotros en este sentido somos contrarios, puesto que no todos somos iguales, ni tenemos los mismos requerimientos nutricionales, ni los mismos gustos.

En lo general esta dieta plantea principios mediterráneos y se encamina al concepto de alimentación equilibrada, variada y saludable pero sin hacer especial hincapié en los planes de alimentación individualizados que en Plan Mediterráneo consideramos capitales.

Artículo desarrollado por nuestro nutricionista Murcia – Plan Mediterráneo